lunes, 6 de julio de 2015

Reformas en la manzana cabecera del Tren Urbano.

Fuente: http://www.ellitoral.com/index.php/id_um/115918-comenzaron-las-obras-en-la-esquina-de-el-vagon


La esquina de bulevar y Pedro Vitttori comenzó su transformación: allí el municipio construye un doble apeadero para el Tren Urbano. La emblemática esquina será el principal punto de llegada y de partida: los pasajeros esperarán por un lado al colectivo —por calle Rivadavia—, y por el otro al Tren Urbano.

Las oficinas funcionarán en un lateral de El Molino, que serán construidas en una etapa posterior del proyecto, con el tren en funcionamiento. Hasta entonces, funcionarán en la construcción donde hoy funciona el parripollo El Vagón. La edificación, que otrora funcionó como una habitación de guardado del ferrocarril, será parcialmente demolida y reacondicionada en oficinas del tren. “Se demolerá el sector de parrillas, que tiene techo de chapa y fue adicionada para la casa de comidas”, explicó el Arq. Eduardo Navarro, secretario de Planeamiento Urbano del municipio.

El histórico vagón comedor que caracteriza a la esquina quedará en su lugar. El furgón, que desde 1991 funciona como bar restaurante El Vagón, es propiedad de Gabriel Sánchez y Alberto Cassalegno y funciona en una misma unidad de negocio con el parripollo. Los propietarios acordaron con el municipio que será mantenido en su ubicación actual por la complejidad que implicaría su traslado.    Si embargo, las partes no acordaron aun si su uso será público o privado.

Traslado
La transformación de la esquina incluye el traslado de los cuatro carribares allí ubicados a la otra esquina, ubicada en Pedro Vittori y Castellanos.
El Vagón, por su parte, ultima detalles para su traslado: desde la semana que viene funcionará en la esquina de Pedro Vittori y Cándido Pujato.
Martín Sánchez contó a este diario que la firma Sánchez - Cassalegno instaló un novedoso sistema de tiraje con reducción de humo para su funcionamiento. El inconveniente es que el restaurante y la parrilla eran una misma unidad de negocio. “Todavía no acordamos con la Municipalidad si podremos continuar en el vagón comedor, pero nuestra intención es esa”, agregó.

Las obras
La esquina será transformada en una explanada liberada de objetos que se desarrollará en el lateral a El Molino Fábrica Cultural. “El proyecto prioriza que el pasajero pueda ver venir al Tren Urbano y al colectivo, por eso se comenzó con despeje de las copas de los árboles”, explicó Navarro.
En este marco, la mitad de la estructura de hormigón donde se hoy se ubican las parrillas de El Vagón será demolida para despejar la perspectiva visual de los pasajeros. Así, los trabajos requieren el traslado del parripollo. “Hace unos meses tomamos contactos con los propietarios, quienes ya consiguieron un nuevo emplazamiento”, dijo Navarro.

“La mitad que cuenta con dependencias sanitarias —baños y cocina— funcionará en primer término como oficinas del Tren Urbano, y cuanto se complete la obra y las oficinas en El Molino estas instalaciones quedarán para uso de los maquinistas y personal afectado al funcionamiento del tren”, agregó el funcionario. 

Pieza histórica
El emblemático vagón de bulevar y Pedro Vittori es un vagón comedor fabricado por la American Car Company USA en el año 1904. Fue armado en nuestro país por ingenieros y mano de obra especializada. En sus comienzos perteneció a los ferrocarriles ingleses, pero luego pasó a ser propiedad del Estado como parte del Ferrocarril Central Norte.

Durante su servicio como coche comedor, recorrió la línea que iba desde Santa Fe al norte del país, hasta que en 1974 dejó de circular y llevado al Cementerio de Trenes de Vera. 

Allí fue hallado y rescatado por sus actuales propietarios, Gabriel Sánchez y Alberto Cassalegno, quienes lo restauraron y en 1991 lo convirtieron en un bar comedor.