viernes, 14 de mayo de 2010

El municipio demolió una antigua casilla ferroviaria.

Ubicada en Pedro Vittori y bulevar Pellegrini

En un informe elevado a la Comisión de Patrimonio se argumenta que “ha perdido el de por sí escaso valor histórico-patrimonial que pudo haber tenido”.
El municipio  demolió una  antigua casilla ferroviaria
En dos días, las topadoras arrasaron con la construcción. El municipio pretende reestructurar todo el sector.


Entre ayer y hoy, la Municipalidad demolió la antigua casilla ferroviaria ubicada en Pedro Vittori y bulevar Pellegrini, que funcionaba desde hacía años como punto de información para turistas. Según estimaron las autoridades, “la construcción -erigida a principios del siglo pasado- había perdido su valor patrimonial y su presencia obstruía los trabajos de puesta en valor” que se llevan adelante en el Molino Franchino, ubicado a unos pocos metros.
Los fundamentos para llevar adelante esa acción se relacionan con “la reestructuración paisajística y funcional del sector, para lo cual se hacía necesaria la demolición de la construcción ferroviaria y de otras edificaciones que serán reubicadas más hacia el norte”.
Según se explicó desde la Secretaría de Planeamiento Urbano, “la obra de la Fábrica Cultural El Molino genera un impacto importante en el área que impone un rediseño de los espacios públicos para adecuarlos a la nueva situación. Además, se debe tener en cuenta la preexistencia del Paseo del Restaurador, parque lineal que incluye una ciclovía desde bulevar hasta el Parque Federal”.
“Escaso valor”
En una nota elevada a la Comisión de Defensa del Patrimonio municipal, se argumenta que “la construcción sufrió en el transcurso del tiempo profundas modificaciones, tales como la sustitución del techo y aberturas, la incorporación de un sanitario, el agregado de una galería lateral, rejas, pisos, canteros, etc., apreciándose que en el presente ha perdido el de por sí escaso valor histórico-patrimonial que pudo haber tenido”.
Antes de enviar la topadora, la Secretaría de Planeamiento registró una gran concentración de elementos en un pequeño espacio: al antiguo edificio ferroviario se suman un vagón histórico, un puesto de gastronomía (parrilla), pérgolas, pretiles de seguridad de la propia ciclovía, cantidad de especies arbóreas y arbustivas dispuestas sin un diseño adecuado, carros de venta al paso de comida y dársenas de estacionamiento.
“Concentrados en un pequeño sector de 100 metros de largo por menos de 50 metros de ancho genera conflictos funcionales y polución ambiental, especialmente visual y auditiva”, continúa argumentando el municipio.
La misiva enviada a la Comisión de Patrimonio -que no pide autorización, sino que informa los hechos- explica también que “es una antigua construcción destinada originalmente a pañol de herramientas y luego reutilizada por muchos años como puesto de información turística”. En la actualidad esta función cesó -dado que existen otras oficinas municipales cercanas que pueden brindar la misma función-, por lo que había quedado desafectada de todo uso. Además, en los próximos días se inaugurarán las oficinas que la Subsecretaría de Turismo tendrá en la Estación Belgrano, a pocas cuadras de allí y mucho más cerca de uno de los principales accesos a la ciudad.

El Vagón queda
El proyecto de refuncionalización del área contempla que subsista el vagón, “el cual puede constituirse en la principal pieza estructurante del nuevo diseño considerando sus características e importancia histórica”.
/// EL DATO
ESPECIAL PARA EL LITORAL
OTRA MIRADA
“Se pierde un testimonio”
Andrés Andreis, director del Museo Ferroviario
“Era una pequeña estación. Desde el museo apoyamos la restauración de la Estación Belgrano pero con esta demolición se perdió la valoración que se supo hacer con otros lugares. Dicen que no tenía valor patrimonial pero están equivocados: tenemos fotos de 1930 en las que se ve la edificación del Ferrocarril Francés que fue construida mucho antes que esa fecha. Estamos en desacuerdo porque transgredieron la ley 11.153/94 donde se declaran monumentos históricos de interés provincial todos los elementos ferroviarios de la provincia. Hubiese preferido que lo restauren porque así se pierde un testimonio.

Fuente de texto y foto, El Litoral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sos libre de comentar lo que quieras, y estamos contentos de eso.
Incluí en tus comentarios una firma, o hacelos desde algún log, para que no pierdan valor desde el anonimato.
Acordate que tus palabras son más eficaces si no acuden a la violencia o prepotencia.
Por último, si tu comentario infringe normas del servidor (google) y/o compromete la permanencia del blog Santa Fe en el Tren (te sobra astucia y tiempo para bajar un blog con un comentario), tendremos que eliminarlo.